sábado, 24 de junio de 2017

El entrenamiento de la propiocepción en los caballos

La tecnificación creciente en las diferentes modalidades deportivas ecuestres, ha hecho que en los últimos años estemos asistiendo a una mejora en los paradigmas aplicados al entrenamiento equino. Así, frente a sistemas clásicos basados en un desarrollo muscular asociado estricta y exclusivamente al entrenamiento de una determinada disciplina ecuestre, en la actualidad son cada vez más los estudios que apuntan a la necesidad de trabajar a nuestros caballos con entrenamientos específicos: fuerza, velocidad, flexibilidad…etc. A ellos se sumaría el entrenamiento técnico de las diferentes modalidades ecuestres: doma, salto, etc.

Esta concepción permite mejorar el estado físico de nuestros caballos y no circunscribirlo a la mera ejecución de determinados ejercicios solicitados en cada disciplina. En este contexto, comienzan a ser frecuentes los protocolos de trabajo de fuerza, velocidad, fuerza explosiva, sin embargo, todavía es poco conocido el entrenamiento de la propiocepción equina.

El ajuste de la silla de montar II: Estado y posición

Ajuste monturaEl estado de conservación

Para comenzar con el ajuste de la silla el primer paso debe ser observar el estado de la montura y accesorios. Para ello es necesario realizar una revisión en la que valoremos el estado del material y en el caso de las sillas de piel, haremos especial hincapié en la conservación del cuero. Esto es debido a que los cueros que no se han mantenido correctamente, pierden elasticidad, lo que puede generar zonas más afiladas en las costuras. Además, la antigüedad de la silla puede ocasionar clavos salientes, puentes fracturados, descosidos y otros problemas de mantenimiento que pueden hacer que, aún disponiendo de una silla conformacional y estructuralmente ajustada a nuestro caballo, nos genere algún tipo de lesión. Es altamente recomendable seguir las recomendaciones de mantenimiento del fabricante.

El galope: Consideraciones biomecánicas y funcionales

Ben MaherEl galope es un aire asimétrico de tres tiempos. Esto es debido a que dos miembros contralaterales (de lados opuestos) trabajan simultáneamente y los otros dos independientemente, lo que supone que la secuencia de pisadas y del movimiento del caballo no se realiza igual con los dos lados del cuerpo. Se trata del aire más rápido, caracterizado por unos movimientos acusados de flexión y extensión de la columna y la existencia de dos fases biomecánicas claras: el apoyo (de uno, dos o tres miembros simultáneamente) y la suspensión en el aire.

El trote: Consideraciones biomecánicas y funcionales

El troteEl trote es un aire natural, simétrico y saltado. En el trote el caballo se mueve en forma de bípedos diagonales (extremidad anterior derecha junto a la posterior izquierda y anterior izquierda junto a la posterior derecha). El movimiento del trote se caracteriza pues por un desplazamiento en forma de bípedos diagonales en los que se alterna sucesivamente un periodo de contacto con el suelo o fase de apoyo (fotograma 1 y 3) con un periodo de tiempo en el que ninguno de los cascos contacta con el suelo, conocido como fase de suspensión (fotograma 2 y 4). Este contacto alterno de los bípedos intercalado con fases de suspensión es lo que hace que tradicionalmente se le conozca como un aire de “dos batidas”.

El ajuste de la silla de montar: Principios generales

Ajuste MonturaLa biomecánica equina, cualitativa y cuantitativamente es uno de los factores que más preocupan tanto desde el punto de vista del puro bienestar equino, como desde una perspectiva de optimización del rendimiento deportivo de nuestros caballos.

Uno de los puntos que más va a influenciar en la biomecánica de nuestros caballos son la sillas de montar y su correcto ajuste al dorso del caballo. Cabe recordar que la energía que determina el movimiento e impulsión de nuestros caballos, surge en los posteriores y se propaga a través de la columna vertebral hasta la cabeza. En dicho tránsito, uno de los factores que puede influenciar es la silla de montar pues flanquea la columna y condiciona sus movimientos.

El paso: Consideraciones biomecánicas y funcionales

05-02-13 El paso se define como un aire natural junto al trote y el galope, siendo el más lento de todos ellos. Se trata de un aire simétrico, que tradicionalmente se ha definido de “cuatro batidas” debido al sonido producido por el caballo al caminar. Durante el paso, existe un apoyo permanente del caballo en el suelo con dos o tres miembros simultáneamente, a lo que suma un movimiento oscilante de cabeza y cuello; éste se produce en coordinación con los miembros del caballo y tiene importantes repercusiones biomecánicas. El Paso

Calendario de Noticias

junio 2017
L M X J V S D
« ene    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Otras Noticias

Siguenos en Facebook

Video

Global Madrid

Fotos

Segovia abril 2014

Gracias por visitarnos